Los programas de Convertic ayudaron a mejorar mi calidad de vida

28-ago-2019

Andrés habla por celular. Con gestos de felicidad conversa y habla con su interlocutor acerca de un tema comercial. En la llamada menciona que tiene su propia firma de abogados hace más de diez años. Cuelga y de inmediato camina unos pasos para saludarnos y presentarse.

imagen img_noticia.png

“Soy Andrés Alejandro Díaz Huertas”, así con sus dos nombres y apellidos inició la conversación. Recordó primero sus estudios de primaria y bachillerato en el Instituto Pedagógico Nacional donde se graduó en 1996. Su actitud refleja que es una persona animada y alegre, buen conversador.

“Terminé el colegio y quería ser abogado. Siempre consideré que con esta profesión podía participar en el debate, analizar temas y poder sostener controversias jurídicas. Era un reto y así lo tomó”.
A pesar de tener una discapacidad visual desde los cinco años, esto no le ha impedido cumplir sus sueños. Hoy es un orgulloso abogado y a sus 41 años habla de su profesión con emoción. “Estudié derecho y en 2001 saqué el título en la Universidad Sergio Arboleda. Trabajé en la Superintendencia de Sociedades por 8 años pero en 2010 cree Diaz Huertas Abogados”

“Tuve conocimiento de la tecnología gracias al Instituto Nacional para Ciegos (INCI). Ellos me empezaron a guiar acerca de algunos programas que podrían ayudar. Mi trabajo lo realizó prácticamente de manera independiente a través de mi computador convencional pero que tiene el programa Jaws, un lector de pantalla que es el que suministra el Ministerio y eso me ha permitido independencia, tanto en la elaboración de los documentos, como en la lectura de los documentos. No invertí un peso”.

Esta iniciativa le ha ayudado en lo profesional y en lo personal. Pues también Jaws lo utiliza para sus labores de ocio, como por ejemplo leer libros, otro de sus pasatiempos. Siempre ha tenido la pasión por el derecho y quiere que las nuevas generaciones amen su carrera.

“Recomiendo los programas de Convertic porque son un verdadero apoyo a personas en situación de discapacidad. Son herramientas tecnológicas que de una u otra manera compensan a una persona con discapacidad, en mi caso la falta de visión. Hoy soy feliz, amo mi firma de abogados y espero que otras personas mejoren su calidad de vida”.

Redes sociales

Síguenos en