Oído para cuidarse al utilizar tus dispositivos musicales

06-sep-2022

En el mundo hay cerca de 1500 millones de personas que viven con algún grado de pérdida de audición

Hace más de 50 años llegaron los dispositivos que nos permiten escuchar de manera personalizada cualquier tipo de archivo sonoro, en 1958 nacieron los primeros audífonos personales y desde ese momento hasta la fecha, este dispositivo tecnológico nos ha susurrado al oído lo que queremos oír y evoluciona con el paso de los años.

Sin embargo, aunque el oído es uno de los principales sentidos no nos percatamos que para poder oír correctamente es necesario cuidarse. Según la Organización Mundial de la Salud, OMS en el mundo hay cerca de 1500 millones de personas que viven con algún grado de pérdida de audición, de las cuales cerca de 430 millones necesitan servicios de rehabilitación, y el panorama no es alentador, pues en solo 30 años la cifra, de personas con esta problemática, puede ascender a unos 2500 millones .

En el día del Fonoaudiólogo, la ​ disciplina encargada de evaluar, diagnosticar y prevenir los trastornos del lenguaje, el habla, la voz y la audición, en personas de todas edades, hablamos con un especialista en el tema, a fin de conocer estrategias para prevenir riesgos derivados del mal uso de las TIC.

Te puede interesar: Conoce la herramienta del MinTIC para facilitar la comunicación entre personas sordas y personas oyentes.

Johan Sebastián Machado es Fonoaudiólogo, especializado en temas de audición, es además consultor en comunicación no verbal a nivel profesional y durante su vida se ha encontrado casos de pérdida de audición, que seguramente hubiesen podido prevenirse con un poco de conocimiento acerca del cuidado de la audición o si se hubiese puesto oído al cuidado.

Para el Fonoaudiólogo Machado los tres errores más comunes al momento de usar dispositivos tecnológicos para la audición son:

  1. El uso de un volumen elevado, porque desgasta la membrana timpánica, más conocida como tímpano, una cubierta que está situada en el oído medio. Esta membrana recibe los sonidos, vibra y los comunica al oído interno. Si las ondas de sonido son elevadas el impacto es grande, lo que provoca un riesgo severo para la audición.
  2. El tiempo de uso, este error unido al primero (volumen elevado) puede ser un cóctel no recomendado. Cuando se usa demasiado tiempo dispositivos tecnológicos de audición, como los auriculares, se están sobresaturando los nervios auditivos, es decir, desgastando el oído, ya que no fueron hechos para escuchar 12 o 14 horas diarias de sonidos continuos, fuertes y menos los que se producen de manera directa.
  3. La elección del tipo de auricular, no todos los dispositivos están hechos para cuidar el oído y sus partes, muchos tienen elementos que generan vacío, algo que hace que la onda de volumen vaya directamente al tímpano y esto es peligroso. Lo recomendable es buscar auriculares que permitan sonido de ambiente, es decir micro bocinas eso permite que no haya tanta presión en el oído.

También puedes leer: Capacidad sin barreras: la vida, gracias a la tecnología, de una persona sordociega

Los consejos:

  1. Es recomendable consultar una vez al año al audiólogo para que pueda revisar cómo está la salud de nuestros oídos. Si somos consumidores de estos dispositivos tecnológicos el cuidado con el especialista es fundamental.
  2. Evite usar copos de algodón o cotonetes, ya que este elemento empuja la cera quedando cerca al tímpano y si esto pasa hay que poner especial cuidado porque si logra tocar la membrana se debe consultar a un especialista para no afectar agudamente la audición.
  3. Hacer caso a la advertencia 'límite de volumen' que tienen los dispositivos digitales, ya que una exposición prolongada a decibeles más altos de los límites, genera un desgaste importante. Para evitar sufrir pérdida de audición a temprana edad se debe hacer caso a esa recomendación.

Tips para el cuidado

A.Intercambie los dispositivos auriculares, si se usa una diadema con una sola bocina, es bueno intercambiar entre la oreja izquierda y derecha; si tiene auriculares escuche música por una oreja y luego haga una pausa, así estaría generando un correcto uso de tiempo y descanso.

B. Alterne entre auriculares y parlantes, si es posible no use los auriculares en casa, y si debe hacerlo intercambie entre un parlante y luego los auriculares, ya que el oído tiene una función y es producir cera como forma de proteger el tímpano y mitigar la onda sonora. Si usted es demasiado sensible la recomendación es: tómese un tiempo para dejar descansar el oído.

C. Otra recomendación, si usted usa música al momento de leer o estudiar o trabajar procure variar de género o estilo musical, ya que cada uno de ellos trabaja con diferentes frecuencias; si solo escucha un género estaría sobresaturando un área del oído interno. Al variar habrá estimulación homogénea relajando un poco la audición.

Pista Extra

Procure establecer como hábito escuchar música ZEN o clásica o aquella que tiene ruido blanco de fondo ya que estas pueden dar un masaje a las células que se encuentran en la cóclea y también tranquilizar el nervio auditivo que conecta con el cerebro.

MinTIC, oidos, auto cuidado,

Redes sociales

Síguenos en